Cómo escribir una buena sinopsis

Cómo escribir una buena sinopsis

La sinopsis es ese breve texto que aparece en la contraportada de los libros y que, en un párrafo o dos, permite conocer al potencial lector de qué va una novela a grandes rasgos y que se haga una idea de si puede encontrar en ella lo que busca en una lectura. Desde un punto de vista comercial, es una herramienta muy valiosa, porque puede ser lo que marque la diferencia cuando alguien está valorando comprar un libro.

En un mundo donde la abundancia es la norma, una buena presentación es indispensable para captar la atención de los lectores, por eso es fundamental que pongas tanta dedicación en la redacción de la sinopsis como la has puesto en la escritura de tu novela. Para ello, te damos una serie de pautas que te orientarán sobre cómo escribir una buena sinopsis.

Reflexiona antes de escribir

El primer impulso a la hora de elaborar una sinopsis es ponerse a escribirla directamente. Pero, como en todo escrito de carácter informativo, y una sinopsis lo es, lo principal es tener las ideas claras y organizadas antes de plasmarlas en el papel (o en el procesador de textos).

Para ello, lo más adecuado es dedicar un tiempo previo a la escritura para reflexionar y hacer un boceto o esquema sobre las ideas principales que quieres comunicar al lector y cómo deberán estar ordenadas.

La sinopsis es un resumen general del argumento, así que en este esquema previo deberás mencionar el personaje o personajes principales, el contexto en el que transcurre la historia y los acontecimientos centrales que dan sentido al argumento. Si además consideras que en tu obra hay algún elemento que destaca y que la hace diferente de las demás, también puedes anotarlo para comentarlo al final de la sinopsis.

Escribe

Una vez ya sabes exactamente lo que quieres decir y en qué orden, es el momento de ponerse a escribir. Recuerda que una sinopsis es un texto de carácter informativo, no literario, así que tendrás que dejar a un lado tus recursos de escritor, ya que no es apropiado emplear un estilo literario ni recargado, sino que lo mejor es que sea sobrio y lo más objetivo posible.

Lo más recomendable es escribirla en tercera persona, en tiempo presente y, de ser posible, exponiendo los hechos en orden cronológico. Al ser un texto expositivo, en una sinopsis no tienen cabida elementos como diálogos o descripciones ni explicaciones sobre las técnicas narrativas empleadas.

La sinopsis, por muy extensa o compleja que sea la novela, ha de ser breve, a lo sumo debería ocupar dos o tres párrafos, con lo que es necesario que seas conciso a la hora de escribir y no incluyas ninguna información que no sea absolutamente esencial para la comprensión del argumento. Y, por supuesto, ¡no desveles el final a tus lectores!

Finalmente, ya sabes lo importantes que son las primeras impresiones, así que trabaja tu texto para que la primera línea sea impactante o atraiga de alguna manera la atención del lector y le anime a seguir leyendo.

Revisa tu texto

Todo texto necesita su revisión. Relee tu sinopsis y no dudes en reescribir las oraciones, cambiarlas de lugar, buscar sinónimos más adecuados… hasta que quede perfecta. Además, la fase de revisión también es el momento de corregir erratas o errores ortográficos que hayan podido colarse. Y, cuando creas que por fin has terminado, ¡revísala una vez más!

Comparte

Te recomendamos que, antes de dar por definitiva la sinopsis de tu novela, la compartas con tus conocidos. Ellos son quienes te pueden dar una opinión externa sobre si resulta atractiva y si les animaría a comprar tu libro.

Ahora sí, ya estás listo para dar por finalizada tu sinopsis y enviarla junto con tu obra a una editorial.